Color de la luz LED

El color o tono de la luz LED juega un papel muy importante en la decoración e iluminación de cualquier casa u oficina.

¿Sabías que dependiendo de qué sala quieras iluminar y la actividad que quieras realizar en ella necesitarás un tono de luz u otro? En este artículo de nuestro blog te ayudaremos a hacerte una idea del impacto que tienen los distintos tonos de temperatura de un color en la iluminación de cualquier estancia ¡Te será de utilidad!

Color de la luz LED

Lo primero: ¿Cuántos colores diferentes de luz LED existen?

Antes empezar nos gustaría hacer una aclaración: Hay que diferenciar la sensación de calidez con la temperatura real, ya que contra más roja y cálida sea una luz, más fría está realmente. Las luces con menor temperatura dan sensación de calidez. Lo contrario pasa con una luz que está más caliente (y por tanto tiene más grados Kelvin y tendrá un tono más azulado)

Podemos dividirlos en 3 grandes bloques:

Tonos cálidos

Son aquellos cuya temperatura aparente es menor a 3.300 ºK. Este tipo de luz se caracteriza por tener un color blanco anaranjado o rojizo.

Este tipo de tonalidad de luz LED se suele usar en salones o dormitorios ya que da sensación de calidez y nos ayuda a relajarnos. También podrás encontrar estos tonos en tiendas de decoración de hogares, ya que ayudan al cliente a sentirse más cómodo.

En la fotografía de abajo puedes ver un claro ejemplo de cómo la luz cálida se utiliza en o recibidores para hacerlos más acogedores.

Luz cálida para salones
Salón con lámparas que aportan una iluminación cálida y acogedora

Tonos neutros

El blanco neutro es muy parecido a la luz natural que puede entrar en nuestra casa a través de las ventanas. Su temperatura está entre los 4.000 y 4.500 ºK y al igual que ocurría con el color blanco cálido, la mayoría de las veces se utiliza en comedores y habitaciones.

Color neutro de luz para comedores

Tonos fríos

Se sitúan por encima de los 5.000 ºK y, como su nombre indica, tienen un color blanco azulado que da sensación aparente de frío.

Este tipo de tonalidad de luz LED se suele utilizar en colegios, oficinas, baños o cocinas y lugares donde haga falta mucha luminosidad, ya que este tipo de luz ayuda a estimularnos y nos mantiene atentos a las tareas que estemos realizando.

Luz fría para cocinas

¿Qué tipo de color de luz es mejor para dormir?

Nuestro cuerpo necesita oscuridad para producir melatonina y darnos sueño, por lo que es recomendable irse a dormir sin tener ningún tipo de luz en la habitación.

Ahora bien, si eres una persona a la que le gusta tener una pequeña fuente de luz tenue par relajarse debes optar por una luz con tono cálido (2.000 – 3.000 grados Kelvin) y evitar a toda costa la luz azul, ya que lo único que hará es estimularte.

Personalmente te recomendamos una lámpara para mesita de noche con una bombilla que aporte luz cálida.

¿Cuál es el mejor color de luz LED para estudiar?

Si buscas una fuente de iluminación para estudiar debes elegir una luz fría la cual te mantenga estimulado y atento. Si eliges un tono blanco cálido puedes relajarte demasiado e incluso te puede entrar sueño (sobre todo si te pasas toda la noche estudiando o trabajando con el ordenador).

Puedes optar por una lámpara para mesilla de noche y ponerle una bombilla de 5.000 ºK o elegir un flexo LED, ya que la mayoría de modelos pueden cambiar tanto su tono de luz como su color (eso solo lo hacen los RGB).

Si quieres puedes ver todo tipo de flexos LED de escritorio en el enlace anterior.

Artículos de nuestro blog que te pueden ser de ayuda

En Lucesconled.com puedes encontrar varios artículos hablando sobre las ventajas, funcionamiento y demás temas interesantes sobre el mundo de la iluminación LED que te pueden resultar de utilidad.